Publicaciones etiquetadas con: recuerdos

El pequeño Myanmar

 Myanmar trata de dirigirse, aunque sea con paso lento, incierto y cansado, hacia una democracia real. Pero el viaje es demasiado dificultoso porque lleva en los hombros una dura carga rebosante de pobreza, masacres, torturas, conflictos étnicos y represión de la que parece imposible terminar de librarse. Dubitativa incluso acerca de cómo  se ha de llamar, si Birmania o Myanmar, sigue agitándose con ganas de quitar el disfraz y derrocar de verdad a los militares que se esconden en el gobierno, tras sus falsas vestiduras de civiles, para seguir ejerciendo así su poder. Al menos ahora, su apertura parcial al turismo parece infundirle algo más de visibilidad de cara al resto del mundo, que empieza a escuchar a hablar con más frecuencia de este país asiático estancado hasta hace poco en el tiempo. Sin embargo, a pesar de los avances, una gran parte del territorio continúa descalzo y con los pies hundidos en el barro.

monje mandalay

Lluvias Myanmar

Y en medio de los disturbios políticos, pero lamentablemente no al margen, está la población infantil de Myanmar. Hacia los más pequeños quiero dirigir la mirada porque ellos son el futuro para sacar al país del pozo donde se encuentra. Obviamente no llegan a las próximas elecciones del 2015, donde se fantasea con obtener la ansiada democracia real en unos comicios que no sean fraudulentos, pero sí representan la esperanza. Seamos sinceros, en un lugar donde los derechos humanos siguen siendo todavía pisoteados y los problemas se les multiplican, los niños lo tienen bastante complicado, pero no imposible.

Colegiala Mandalay

Uno de los problemas a los que se enfrentan es  la educación. A pesar de ser obligatoria entre los cinco y los diez años, según UNICEF  menos del 50%  consigue terminar la escuela primaria. Aunque en teoría el acceso es gratuito,  los sueldos de los profesores  de los colegios públicos son tan míseros que, en ocasiones, terminan reclamando cuotas a los padres. Cuando éstos no pueden pagar, la situación se resuelve o bien con la marcha del docente en busca de otra fuente de ingresos,  o bien con los pequeños enviados a pedir limosna o a trabajar.

rostros Myanmar

En junio de 2012, el Gobierno birmano y la ONU firmaron un acuerdo destinado a frenar el reclutamiento de niños soldados, así como a liberar y reinsertar a los que aún estaban en las filas del ejército, conocido bajo el nombre de Tatmadaw, o en manos de diferentes grupos armados y guerrillas étnicas.  Desde esa fecha, según afirma la ONG Child Soldiers International, alrededor de 176 menores han sido devueltos a sus hogares, sin embargo, no se ha detenido del todo esta nefasta práctica. Aún existen zonas donde, mediante el engaño, la coacción o la fuerza, se separa a los niños de sus familias para ponerles un fusil en la mano, someterles a duros entrenamientos y aleccionarles en el uso de la violencia para luchar contra causas que ellos seguramente nunca comprendan.

Bagan Mynamar

Más de medio millón de personas, de los cuales un tercio son menores, se han visto obligadas, por la pobreza y los conflictos armados, a abandonar sus hogares y desplazarse a otras zonas del país, la mayor parte en la Birmania Oriental. Aquí la situación es especialmente delicada porque los más pequeños conviven con el VIH, la tuberculosis, la malaria y la malnutrición; factores que contribuyen a que uno de cada cinco niños muera antes de cumplir los cinco años de edad. La frontera con Tailandia acoge nueve campos de refugiados donde intentan sobrevivir a diario alrededor de 160.000 birmanos, muchos de ellos terminan siendo mano de obra barata para ese país. Myanmar

Niños Bagan

Afortunadamente, hay muchas personas concienciadas con la situación de vulnerabilidad de los niños en Myanmar y es muy sencillo colaborar con ellas para minimizar esta infame situación y contribuir a un futuro mejor para todos estos pequeños. Son muchas las organizaciones no gubernamentales que se dedican a trabajar en pro de esta causa, pero aquí os dejo la labor que hacen los españoles de Colabora Birmania afincados en la ciudad tailandesa de Mae Sot . Si viajas allí no dudes en contactar con ellos para ayudar en alguno de los ocho proyectos solidarios que llevan a cabo, pero desde aquí también puedes contribuir a dibujar más sonrisas como estasllenas de esperanza

Sonrisas Myanmar

Niña en Bagan

Tan fácil como contribuir al proyecto solidario El Viaje, creado por 18 viajeros que te llevan a recorrer el mundo a través de un libro con las 185 fotografías que han ido tomando por los 74 países que han pisado. Todo el dinero que recauden irá destinado a apoyar la labor de Colabora Birmania y además tú, como mecenas del proyecta, te llevas a casa como mínimo una versión digital del libro.  Así desde luego no hay excusa para no contribuir a mejorar la situación de la infancia en Myamar. 

 A lo largo de mis viajes, me he dado cuenta que uno de los recuerdos más especiales que  siempre me he traído en la mochila es la sonrisa de un niño. De Bagan me traje la de esa chiquilla que ayudaba a sus padres en un puesto de fruta en un pueblo perdido en Bagan. Ayuda tú ahora a que haya muchas más.

Echa una mano a Colabora Birmania a través del proyecto solidario El Viaje

1939932_811281522231747_526811303_o

Categorías: Myanmar | Etiquetas: , , , , | 12 comentarios

12 destinos, 12 recuerdos del 2013

1- La vuelta al mundo

Ojala hubiera comenzado el año con una vuelta al mundo real. De momento, me tuve que conformar con la que dí durante un par de días en  enero en FITUR sin necesidad de billetes de avión. Lo recuerdo con mucho cariño porque fue la primera feria de turismo a la que acudí como blogger, desvirtualicé a un montón de compañeros, decidí que quería conocer Polonia y, sobre todo, comencé a gestar la idea de un gran viaje en solitario. Además tuve la suerte de conocer en persona a un viajero de los grandes, Paco Nadal, que me despertó la curiosidad por descubrir Colombia  (todo llegará) y me demostró ser muy cercano.

paco nadal

2- Pintxos y risas en Logroño

Desde luego, algo debe tener Logroño para haber viajado hasta allí dos veces en este 2013 y en ambas ocasiones acompañada por mis mejores amigas. Vinos, pinchos, bodegas, pueblos con encanto y, todo hay que decirlo, un animado ambiente nocturno. Sin embargo, apenas dio tiempo a conocer Logroño y cruzar a la Rioja Alavesa para visitar La Guardia y descubrir el modernista edificio de las bodegas Ysios.

Rioja alavesa

3- Extremadura y mi primera vez

En Abril, tuve la oportunidad de ser invitada, por primera vez, a un blogtrip que me permitió averiguar qué es el ecoturismo y su importancia en un entorno natural precioso como es el Parque Nacional de Monfragüe. Pero además dormí como una reina en el Parador de Guadalupe, aprendí qué es un geoparque en Villuercas y no solo observé a las rapaces sino que también pude tener alguna en mi mano.

Monasterio de Guadalupe

4- Polonia: ilusión cumplida

En FITUR descubrí un país en el que sinceramente jamás me había fijado y, desde entonces, tuve la ilusión de conocerlo. Así que como bien reza mi filosofía había que hacer realidad esa ilusión y en abril volé hasta Cracovia para enamorarme perdidamente de la ciudad, tanto que tuve que escribirle una carta de amor. Las minas de sal de Wielizcka y los duros campos de concentración de Auschwitz completaron la ruta. Definitivamente, Polonia se merece volver para explorar el resto del país que está lleno de joyas.

Cracovia

5- La luz de Cádiz

En Abril no hubo descanso y pasé casi en el mismo día de la fría Polonia al cálido sur de España gracias a la gentileza de Torre TaviraCádiz fascina por dos cosas: su luz y sus gentes. Las dos fueron una constante a lo largo de toda la ruta: Conil, Vejer, Tarifa, Jerez, El Puerto de Santa María y Cadiz. Delfines, ruinas romanas a pie de playa, atunes, casas encaladas de un impoluto blanco, olas, historia, caballos, toros, vinos y siempre una gastronomía para quitarse el sombrero. Si a eso le unes unos estupendos compañeros de viaje cómo no recordarlo.

Cadiz desde Torre Tavira

6- Volver a Oliva

Si hay una playa a la que vuelvo una y otra vez es Oliva en la Comunidad Valenciana y en el 2013 no se podía romper la tradición. Una gran amiga y un viaje lleno de risas para disfrutar del agua limpia, la arena blanca, las dunas sin hoteles ni edificios, el famoso Oli-ba-ba para bailar en la playa hasta el amanecer… Lo tiene todo por eso sé que regresaré muchas más veces.

Atardecer en Oliva

7- Tailandia y la felicidad

Llegó septiembre y con él mi primer viaje en solitario que me llevó tres semanas por Tailandia y Myanmar. Un reto que dejó de serlo en cuanto puse un pie en Bangkok para convertirse en puro placer, el de viajar sola,  a tu aire, sin prisas, disfrutando de detalles que acompañado se te pasan por alto. Descubrí que la felicidad depende de uno mismo y, a veces, es tan simple como sorprendente sonriendo en silencio.

Koh Tao

8- Myanmar, el mejor recuerdo del año

Sin duda alguna, los escasos cinco días que pasé en Myanmar son el mejor recuerdo del 2013. Perderse con la bici entre los miles de templos de Bagan es sencillamente inolvidable, al igual que ver como el sol va iluminando al amanecer la llanura verde salpicada de pagodas y templos. El país recientemente abierto al turismo está cambiando a pasos agigantados y es 100% recomendable. Un destino para volver y conocer en profundidad.

Bagan Mynamar

9-Berlín y sus cielos

Octubre me trajo un regalo en forma de blogtrip a Berlín para inaugurar la nueva ruta de Iberia Express de Madrid a la capital alemana. Apenas hubo tiempo más que para degustar un aperitivo de todo lo que ofrece esta gigantesca ciudad: historia, arte, cerveza, modernismo, museos, bicis, vida nocturna… Sólo con eso y con echar un vistazo a sus cielos  te puedes hacer una idea de qué ver en Berlín en solo 24 horas. 

Puerta de Brandenburgo Berlin

10-Ruta medieval en Burgos

El mes de Octubre siguió siendo generoso porque me descubrió en un solo fin de semana tres pueblos encantadores de legado medieval escondidos al noreste de Burgos. Frías deslumbra por su imponente silueta, su castillo y sus casas colgantes. Oña no solo guarda un monasterio románico sino también un Jardín Secreto repleto de obras de arte. Y en Poza de la Sal puedes conocer la infancia de Félix Rodríguez de la Fuente paseando por sus callejuelas empedradas o visitar las salinas.

Frias Burgos

11- Y de repente, Murcia

Con Noviembre llegó un descubrimiento: Murcia. Una ciudad a veces olvidada sin razón pero llena de luz, con un inconfundible acento propio y que me dejó muchos y  bonitos recuerdos. Me quedo con el desayuno junto a los naranjos, con el paseo por la ribera del río Segura, con el sabor de la marinera (tapa de ensaladilla rusa sobre una rosquilla y coronada con una anchoa) en la Plaza de las Flores y con el café bajo el amparo de la catedral.

Catedral de Murcia

12- Siempre Segovia

No había mejor manera de acabar el año que en la que considero mi tierra: Segovia. Un fin de semana en diciembre en mi diminuto pueblo, resguardándose del frío junto a la chimenea, comiendo un lechazo asado en horno de leña de los que hacen historia y retomando el placer de volver a visitar lugares como las Hoces del Duratón, que me siguen impresionando a pesar de haber estado multitud de veces.

Hoces del Río Duratón

Categorías: Cajón desastre | Etiquetas: , , , , , , , | 10 comentarios

Blog de WordPress.com.